Las rutinas de la vida

Imagen

 

En ocasiones, la mayoría de ellas, nuestra vida, se va encerrando en ciclos, en círculos que no tienen ni un principio ni un fin, que no tienen diferencia entre sí, que repetimos una y otra y otra vez, eso es una rutina, buena o mala pero no deja de ser una rutina, que nos lleva y nos trae a los mismos lugares.

El deseo y el gusto por romper con la rutina siempre está latente, desafortunadamente realizarlo o llevar a cabo esa ruptura es lo realmente difícil, no por faltas de ganas, eso es claro, pero si por todas las circunstancias que nos rodean en el día a día, llámese familia, amigos, novio, dinero, sociedad, crecimiento, éxito, incluso gustos, todo eso y muchas cosas más nos impiden romper con la rutina diaria en la que vivimos, ¿por qué? porque tenemos que comer, tenemos que vestirnos, tenemos que seguir normas y reglas, porque quizás no conocemos otro modo de hacer las cosas, porque nos falta el título para hacer “lo que realmente nos gusta”, porque la familia te exige, porque las responsabilidades son prioridad, simplemente porque no podemos dar ese lujo…

Pero, ¿de verdad no podemos? es cierto que cada cabeza es un mundo, y cada idea es válida, cada forma de pensar es única, ninguna está bien y ninguna está mal, eso es mera subjetividad, la vida entera es subjetiva y en eso si no hay otra; pero mi punto es la rutina y su ruptura, ¿cómo le podemos hacer? ¿de verdad es un lujo que no nos podemos dar? o más bien no lo hemos intentado… o tenemos una idea equivocada o demasiado grande lo que implica.

Porque no hacen falta grandes cambios ni quedarse en la calle para escapar por momentos de la rutina, ese instante el que hace diferente el día a día, el que logra el suspiro de que hoy no fue ni será igual a otro día, no hablo de planear, hablo de la espontaneidad.

Obviamente, como ya lo dije, nuestras obligaciones nos limitan demasiado, pero no hay que dejar que nos aprisionen, porque la vida no es una cárcel, la vida se supone que se trata de libertad (algo ambiguo ya que todo el tiempo tenemos que obedecer algún patrón), pero de verdad que son esos instantes los que pueden hacer la diferencia.

Por ejemplo, una rutina puede ser, levantarse, bañarse, arreglarse, desayunar o quizás no, ir al trabajo, realizar el trabajo, salir a comer, regresar al trabajo, esperar la hora de la salida, en ese intermedio trabajar, ir por el mismo camino de regreso a casa, saludar y decir “ya llegue” a ver quien responde, jugar con los hijos, o darle un beso en la mejilla a la madre, ver un poco de televisión, escucha un poco de música y en todo el día un mucho de internet, pensar en los pendientes para el siguiente día y dormir. Creo que con eso acabo de resumir la vida de muchos de nosotros.

Y es en ese sentido y el cómo podemos desviarnos figurativa y literalmente de la rutina, que como dije y repito no es sencillo por las obligaciones que tenemos… pero en mi opinión lo hacemos con cosas pequeñas, una canción, ¡sí! una simple canción, una canción que jamás hemos escuchado, darnos la oportunidad de descubrirla de escucharla, de darle y darnos la oportunidad de algo totalmente nuevo para nosotros, de algo que no conocemos, puede que no nos guste, puede que sí, y así ligar una con otra y en menos de media hora has descubierto ritmos, letras, voces, imágenes distintas a las de tu “habitualidad”.

Un camino nuevo de regreso a casa (aunque a veces la inseguridad no ayuda je), nuevas cosas que ver, nuevamente gente a la que crearás historias que sólo en tu cabeza vivirán, nuevas luces y ángulos que te pueden sorprender, ¿qué importa si llegas un momento más tarde del habitual, que importa si duermes un poco menos, así también se rompe la rutina, que importa si llueve, disfruta ese momento, que importa si hoy no encuentras al amigo de siempre, que tú mamá te reciba con un “me tienes con el Jesús en la boca” o tu esposa con un “¿dónde andabas porque has tardado?”  

Que hoy saludes y sonrías aunque sea un lunes por la mañana, que el día de hoy no intentes combinar tu ropa,  que hoy descubras un nuevo lugar para comer, probar un platillo distinto, algo que jamás pensaste comer, atreverte a hacerlo, que camines con un helado en la mano, que no vayas a casa, sino que disfrutes el camino a casa, que te pierdas en la ciudad, tú solo, disfrutando el lugar, las miradas, los sonidos, la gente tan igual y tan distinta de ti. Alocarse (en buen plan) y divertirse una noche, sin expectativas, conocer gente nueva y realmente disfrutar su compañía.

Que sin planearlo le digas a tu pareja, vamos a la deriva a perdernos juntos en la jungla de asfalto (jajaja eso se escucho a cliché o canción jajajaja) irse a un lugar que no conozcan, ir a bailar, intentarlo aunque no sepas, un día de campo en un parque alejado, tener un round sexual con disfraces o algo no ordinario (a menos que esa sea tu rutina, haz algo calmado jeje)

Irte con los amigos, brindar y reír por las experiencias vividas, pero también proponerse algo nuevo, ir a una feria de colonia, disfrutar una madrugada sin rumbo, sin ideas, sin planes, llegando a donde la intuición los lleve, cantar a pulmón o disfrutar en silencio y con sentimiento una vieja o nueva canción, sorprenderse por un cuadro que te fascine o por uno que no entiendas en absoluto y no sentir esa necesidad de querer explicarlo.

Aprender algo nuevo, una visita sorpresa a tus padres, un hola a un amigo al que no has visto, un hola al que ves diario, compartir algo con un extraño, una sonrisa por ejemplo… visitar un museo, un teatro, etc.

En fin, creo que son tantas cosas las que podemos hacer para, por momentos, romper un día “normal”, ¿por qué sólo momentos?, por lo que decía al principio y porque también es parte de nuestra realidad, tenemos reglas y obligaciones diariamente, pero que eso no impida que también en el día a día nos sorprendamos y no dejemos a un lado la oportunidad de que hoy sea un gran día.

He dicho. Gracias por leerme.

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s