De los errores y las cosas que a veces no queremos evitar

Qué sucede con los situaciones, circunstancias, pretextos, etc, que sabemos que no son correctos, pero no queremos evitarlos, no que no podamos, simplemente que no queremos, que sucede de esa seducción al lado oscuro, ¿qué hacemos nosotros como simples mortales ante estas situaciones?

Porque lo más obvio, lógico y mejor es evitarlas, pero ahí está el detalle, no las queremos evitar, sino por el contrario, hasta las buscamos, nos creemos esa idea de que lo prohibido sabe y se siente mejor, ¿qué hacemos nosotros al estar seducidos por el lado salvaje? es eso primario, el deseo, la adrenalina, el sentir que se arriesga, el saber que tendrías que recuperar todo nuevamente si algo sale mal.

Y vaya que es una afirmación espantosa y cierta, ¿por qué esa sensación en nosotros? Por que como especie, un todo no basta, a veces un todo es un vacío y así nuestras incongruencias, así la situación de sí pero no.

Hay veces, y no generalizo y no digo que siempre, pero ¿quién no ha sido llamado por el lado escuro de su ser? Y al referirme al lado oscuro no me refiero a hacer algo malo, sino a hacer algo arriesgado que quizás sólo es algo arriesgado o algo clasificado como prohibido, es ese ser rebelde, el revolucionario que llevamos dentro, que nos dice, “no pasa nada y sí pasa ya lo disfrutaste”

Es verte del modo que se supone deberías de ser, un ser primitivo, salvaje, sin ropa, sin maquillaje, sin pretensiones, sin más, sin menos, siendo sólo tú.

El ser nosotros en ese secreto tan nuestro que sólo nosotros conocemos, ese alguien contigo que sólo tú conoces y que no dejarías conocer a alguien más, es el pequeño gran secreto que nos llevaremos a la tumba, ese algo que nos empuja a eso salvaje, a eso arriesgado a eso prohibido, a ese lado salvaje que no nos disgusta, ese lado perverso y oscuro que no nos asustas, sino todo lo contrario.

Pero, ¿qué pasa con aquello salvaje, primario, nuestro, que sabemos que es un error? Que sabemos que es un error y aún así lo cometemos, ¿por qué hacemos eso? ¿por qué la conciencia actúa después y no antes del acto? ¿qué condición engañosa de libre albedrío vivimos?

¿por qué nos gusta cometer “errores”?

 

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s